Criaturas insólitas o desaparecidas. José Luis Posada / Félix Guerra

  • Home
  • Exposiciones
  • Criaturas insólitas o desaparecidas. José Luis Posada / Félix Guerra

En palabras de Guerra y Posada:

“Las Criaturas insólitas o desaparecidas son, creemos, en particular, una labor de la imaginación con la imaginación, de la capacidad de fabular con la capacidad de ser fabulados, de mezclar al sujeto poético con el objeto poetizado y de acudir a cualquier humor, el más refinado o grotesco, para patentizar la seriedad de los fenómenos que nos toca protagonizar a las puertas del próximo siglo y el tercio milenio.

Se trata de pequeñas crónicas, de fábulas, de mitologías errantes o bestiarios comarcales, de noticias científicas, donde se cuenta sobre la historia, prehistoria en ocasiones, de criaturas excepcionales e incluso deslumbrantes, no vistas, desconocidas hasta nuestros días, o que se extinguieron en un largo lapso de tiempo o en cuanto aparecieron sobre la Tierra. El origen de cada texto en particular es la presencia inicial de la criatura en cuestión en los sueños de quien dibuja e ilustra y hace el primer retrato, el pintor y grabador José Luis Posada, cultor desde siempre de las especies zoológicas. Las criaturas aparecen onírica y luego físicamente en el estudio del artista, quien a su vez acude al escritor y amigo, Félix Guerra, acucioso fabulador y espontáneo investigador de misterios, para desentrañar en fin de cuentas la precedencia y la suerte de tales esotéricos seres.

Se funden al humor la ciencia, a la poesía el sueño, se acrisolan la voz gráfica y la voz escrita, y se mezclan todo con una carga irónica, cáustica, con relación no sólo a la aparición sobre el planeta de ciertas especies, en particular la de un bípedo implume y pensante bien conocido, sino sobre todo con respecto a su destino o significación posterior.

La carga ecológica es inesquivable y evidente, sobre todo tratándose de textos y dibujos elaborados en un tiempo crítico, epicéntrico, en que la humanidad y los territorios que la contienen se ven abocados a grandes cambios, incluidos crisis y hecatombes físicas y morales, estéticas y éticas. Los textos y los dibujos, sin embargo, no propenden especialmente a la queja amarga o al escepticismo irreversible, sino llaman más bien al conocimiento de la realidad. Tratan de sensibilizar al sensible, de hacer reclamos en todas direcciones, de tocar campanas en cada campanario, de hacer correr como pólvora un tañido que anuncia males parejos para cualquiera, sin excepción: o nos salvamos juntos o nos hundimos todos, uno para todos y todos para uno, parecen gritar las ciencias y las criaturas hoy, cuando se trata de ciencias y criaturas lúcidas en el intento de abandonar las rendijas particulares y exclusivistas”.

Estas Criaturas insólitas o desparecidas surgen de la imaginación conjunta de José Luis Posada Medio (Villaviciosa, 1929-San Antonio de los Baños, Cuba, 2002) y Félix Guerra Pulido (Camagüey, 1938). La primera de ellas se publicó en una revista semanal, en Cuba, a finales de la década de los ochenta. De vuelta a Asturias, en 1991, Posada enviaba sus criaturas a Guerra y este le devolvía sus textos, en un tráfico a través del Atlántico que no siempre llegaba a buen puerto. Reunidos en Asturias a finales de la década de 1990 se completaría el proyecto en forma de libro, editado por Trama bajo la dirección de Francisco Zapico.

Esta exposición, que podrá visitarse hasta el próximo 27 de mayo de 2018, será la primera de las dos muestras que constituirán el ciclo “Cuba en las Colecciones del Museo”, reúne las 71 ilustraciones originales a tinta sobre papel que conforman dicha publicación, y que fueron depositadas en el museo por el propio Posada, donde hoy se conservan por expreso deseo de sus herederos.

JOSÉ LUIS POSADA MEDIO:

Nació en Villaviciosa, Asturias, en 1929. Siguiendo los caminos del exilio se estableció en Cuba, junto con a familia, hacia 1940. Su labor creadora es plural en las dedicaciones: caricaturista, pintor, grabador, dibujante, diseñador gráfico, ilustrador, ceramista y escenógrafo, y fecunda e intensa en las obras. Fue director del Taller Gráfico de la Habana. Entre otros muchos galardones recibió el premio de Honor del Festival Internacional de Avignon, Francia, en 1975, y también el del Salón de Artes Plásticas de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, en 1985. Numerosos museos y colecciones acogen e incluyen su obra. Sus últimos años transcurrieron entre la isla caribeña y su Asturias natal, hasta su fallecimiento en 2002, lleno de proyectos, en San Antonio de los Baños, Cuba.

FÉLIX GUERRA PULIDO:

Nació en Camagüey, Cuba, en 1938. Periodista y poeta, trabaja desde hace varios años en la revista Bohemia, decana entre las cubanas. Escritor de amplísimo registro ha publicado crónicas y reportajes sobre las más variadas disciplinas y temáticas, especialmente sobre ecología, historia, literatura y artes plásticas. Fue Premio Nacional de la Crítica en 1994, por su libro de poemas El amor de los pupitres, y Premio Nacional de Periodismo José Martí, que otorga la Unión de Periodistas de Cuba, en 1995, por la aparición ese año de sus entrevistas a José Lezama Lima, reunidas hoy en un libro titulado Para leer debajo de un sicómoro, y por sus artículos escritos de carácter ecologista y medioambiental, en 1998 por Cincopicos, premio concedido por la UNEAC «La Rosa Blanca» al mejor libro para niños y jóvenes.