ESTRADA

La exposición reúne 24 obras recientes de Adolfo Estrada (Buenos Aires, 1942), figura clave del arte concreto en España y próximo al Hard edge, movimiento de la pintura abstracta que se desarrolló en California a partir de los años sesenta, heredero a su vez de los fundamentales movimientos renovadores que se inician Europa hace cien años, como De Stijl (El Estilo), con los que Estrada comparte algunos postulados, como su interés por otras disciplinas y más concretamente por la arquitectura.

Hijo de arquitecto, Estrada recuerda que aprendió a dibujar copiando los detalles de arquitectura. Esta temprana fascinación con la arquitectura le ha llevado a colaborar con arquitectos en diversos proyectos y considera que los precoces estudios realizados en arquitectura informan la estética constructivista de sus obras. “Mi pintura es construcción”, añade, “cuando hago escultura también construyo”. Sus obras se caracterizan por volúmenes que, a través del color o la relación entre las formas, interactúan entre si para crear un espacio de dinámica tensión con referencias a los retablos del Quatroccento, la geometría de Palazuelo o las pinturas de Ben Nicholson o Serge Poliakoff, influencias que se manifiestan a lo largo de su trayectoria.

Instalado en España desde 1959, lleva casi cuarenta años viviendo en el Empordá, trabajando en la casa-estudio, que él mismo diseñó, de una sencillez austera. En este espacio elemental, sin ornamentos que le distraigan de una rígida y ascética soledad autoimpuesta, Estrada elabora imágenes reducidas al más fundamental de los vocabularios, la raya y el cuadrilátero en el espacio.

Las obras de Adolfo Estrada son pacientemente elaboradas con múltiples capas de pintura al óleo que después son lijadas hasta perder toda huella del pintor, sea pincelada, gesto o referencia pictórica, para dejarnos con unas elegantes composiciones que se convierten en espacios meditativos de intensa profundidad.

Con una larga trayectoria de exposiciones en Europa y América Latina, la obra de Estrada se encuentra en numerosas colecciones públicas, incluyendo el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, entre otros.

Acompaña a la exposición una documentada biografía, con textos de Carlos Martí Aris, Luis Marsans y Juan Ariño, prestigioso museógrafo y autor del diseño del montaje de la exposición, que se realiza con la colaboración de Michael Dunev Art Projects y el Ayuntamiento de Gijón.

La exposición podrá visitarse en el museo, del 24 de septiembre al 23 de diciembre de 2017