La ventana: “Tenor”, Javier del Río

Tenor se entronca dentro de la extensísima producción de esculturas en acero que Javier del Río (Gijón, 1952-2004), artista que estuvo fuertemente vinculado con este museo, realizaría entre 1994 y 1995, motivada en buena medida por la exposición que ese último año realizaría en el Museo Evaristo Valle con el título de “Hierros”. Esculturas que marcaron un hito dentro de la producción artística del hasta entonces pintor. Como muchas de las esculturas de hierro de ese periodo, Tenor está construida por la soldadura de diferentes elementos reutilizados, procedentes en este caso de la chatarra del taller del padre de Miguel Mingotes, a quien pertenece la escultura.

Sin apartarse del lenguaje figurativo que preside toda la obra de Javier del Río, esta escultura nos remite, con su personal rotundidad formal y fuerte ironía, a las primeras muestras de la utilización del hierro como soporte escultórico, y en especial a Julio González y a Picasso, a quien Javier del Río tanto admiraba.

Acompañan a esta escultura otras 5 piezas de Javier que de forma permanente se muestran en los jardines del Museo, así como otra de la misma procedencia que se expone en el interior.

Javier del Río. Tenor, 1995. Acero soldado, 57 x 19 x 51 cm. Depósito colección Miguel Mingotes